Historia de los cócteles

Los cócteles son conocidos por ser bebidas “agitadas” que cuentan historias desde hace muchos años, algunas con un cierto toque de limón, otras hacen alusión a ingredientes secretos, y finalmente es un arte prepararlos. La historia de los cócteles es muy bonita y vale la pena leerla.

Sin embargo, en el mundo hay cócteles que han crecido y prevalecido junto con nuestra historia, ya que hay cócteles que tienen hasta 300 años de antigüedad. Al final todos los cócteles se merecen de cierta forma algún tipo de lugar especial en nuestra memoria.

¿Qué es un cóctel?

Los cócteles son una mezcla o preparación que tiene como base una mezcla de varias bebidas en distintas medidas y proporciones, y que además, casi siempre contienen algún tipo (o varios tipos) de bebidas alcohólicas combinados con otros ingredientes (como jugos naturales, frutas, miel, crema, entre otras).  A veces se acostumbra a añadir bebidas carbonatadas o refrescos sin alcohol, para darles un toque burbujeante.

Historia de los cócteles

La palabra cóctel tiene sus raíces en la lengua francesa, en donde Coq significa gallo y Tail significa cola; ya que en ese país era una costumbre decorar estas sabrosas bebidas con largas plumas de las colas de gallos del vecindario.

En la actualidad aún está vigente la costumbre de decorar los cócteles para hacerlos más llamativos y bonitos; sin embargo, los decoran con plumas, pequeñas sombrillas, frutas, y más, en fin ¡La imaginación es el límite!

Los orígenes del cóctel se sitúan con casi total seguridad en el continente americano; sin embargo, se escuchan diferentes historias que colocan el nacimiento de estas bebidas en varias partes del mundo bajo conceptos diferentes.

Es casi seguro que los cócteles hayan podido nacer en los Estados Unidos, sobre todo hacia el fin del siglo XIX que fue cuando comenzó el embotellamiento de licores y bebidas alcohólicas de calidad.

La palabra cocktail pudo aparecer impresa por vez primera en el año 1806 en una publicación de origen americano llamado “The Balance”; y es aquí donde se decía que esta bebida era sumamente estimulante y llevaba una base de alcohol cualquiera en combinación con sabores amargos, azúcares, y agua.

Los c´coteles esperaron casi un siglo antes de cruzar el Océano Atlántico. Hicieron su gran aparición historia de los cócteles; lo cual lo hizo una de las atracciones más grandes de dicho evento.

Los cocteles que han prevalecido en el tiempo

Hay muchos cócteles icónicos que han crecido en nuestra sociedad y de cierta forma han impulsado historias y anécdotas increíbles que los han hecho espectadores de cambios sociales; de guerras, y reconciliaciones entre las personas que disfrutan de sus sabores.

Existe un misterio sumamente grande alrededor del curioso arte de mezclar las bebidas que se realizan a base de varios ingredientes, ya sea que contengan alcohol o no; ya que estamos en un punto en el que hasta el mismo origen de la palabra cocktail se encuentra en constante debate porque aún no se ubica su origen con exactitud.

Una de las versiones más aceptadas por la sociedad dice que en existe cierta leyenda que relata una historia en la que durante el año 1700 en Inglaterra existían muchas tabernas en donde los marineros se desembarcaban, y habían ciertas barricas que contaban con una mezcla realizada con todo el contenido alcohólico que sobraba de las barricas de mayor calidad; lo que quiere decir que se decía que estas mezclas eran una bebida destinada a piratas y bandidas.

Si hablamos del habla inglesa encontramos que la palabra cock es un sinónimo de la palabra “gallo” (en ese vocablo); sin embargo, también se conoce como “tapón de barril”. Entonces, gracias a que se usaban los restos de las bebidas de distintos barriles para realizar mezclas y bebidas curiosas empezó a llamarse cocktails, y se dice que así ha prevalecido hasta el día de hoy.